MUNDO

Ex Abogado soltará una “bomba” contra Trump ante el Cogreso

Michael Cohen, ex abogado personal del presidente de Estados Unidos, testificará este miércoles ante el Congreso y, según su testimonio preparado, acusará al mandatario de “mentiroso”, “racista” y “estafador”

WASHINGTON. Michael Cohen, ex abogado personal del presidente Donald Trump, pondrá hoy en aprietos al mandatario cuando testifique ante una audiencia pública en el Congreso sobre los negocios privados del magnate republicano y sus vínculos con Rusia, que podrían haber influido en las elecciones presidenciales de 2016.

En un testimonio preparado que ha difundido la prensa estadunidense, Cohen también va a tildar a Trump de “racista”, “estafador” y de ser un “engaño”.

Cohen, que en mayo ingresará en prisión para cumplir la condena de tres años que recibió en diciembre por su papel durante la campaña electoral de 2016, hablará este miércoles ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara Baja, en la única comparecencia pública de las tres que realizará esta semana en el Congreso.

Según una declaración publicada en varios medios estadunidenses, Cohen acusará a Trump de saber de antemano que WikiLeaks iba a publicar informaciones sobre Hillary Clinton.

Además, declarará que se le instruyó para mentir sobre un proyecto inmobiliario en Rusia en medio de la campaña presidencial.

Trump, actualmente en Vietnam para una segunda cumbre con el dirigente norcoreano, Kim Jong Un, ha intentado desacreditar a su ex abogado:

“Michael Cohen era uno de mis muchos abogados (desafortunadamente) […] Está mintiendo para reducir su sentencia de prisión”, escribió hoy Trump en Twitter.

 

“MENTIROSO Y RACISTA”

Cohen también tiene previsto admitir que en el pasado mintió al Congreso sobre los negocios de Trump en Rusia.

En conversaciones que tuvimos durante la campaña, mientras yo negociaba para él en Rusia, me miraba a los ojos y me decía ‘no hay negocios en Rusia’ y luego salía en público y mentía a los estadunidenses diciendo lo mismo. A su manera, me estaba diciendo que mintiese”, dirá Cohen.

En un retrato más personal, el que fuera abogado personal de Trump, le definirá como una persona “racista” que, en privado, “es mucho peor”.

Una vez me dijo si podía decir el nombre de un país dirigido por una persona negra que no fuera un ‘agujero de mierda'”, dirá Cohen.

También revelará que, en otra ocasión, en un barrio humilde de Chicago, Trump supuestamente dijo que “solo los negros podían vivir de esa manera”.

Cohen tiene previsto entregar documentos al comité, como copias de un cheque que, según él, recibió como reembolso al pago que realizó a la actriz porno Stormy Daniels para cubrir el presunto idilio con Trump.

Me pidió que le pagara a una actriz de cine para adultos con la que había tenido un idilio y mentir a su esposa sobre ello, y lo hice. Mentir a la primera dama es uno de mis mayores lamentos. Ella es amable, buena persona. La respetó mucho y no se lo merecía”, asegurará Cohen.

El abogado también dirá que durante la campaña Trump le instruyó a amenazar a las instituciones educativas a las que asistió, desde el instituto a la universidad, para que no revelasen sus calificaciones, y entregará copias de las cartas amenazantes enviadas.

En su declaración, Cohen explicará que Trump “hinchaba” su riqueza para aparecer en la lista Forbes a la vez que los “desinflaba” para pagar menos impuestos.

Cuando en 2008 me dijo que iba a recortar a la mitad los sueldos de los empleados -incluido el mío- me mostró lo que dijo ser una devolución de Hacienda de 10 millones de dólares, y dijo que no podía creer lo estúpido que era el Gobierno”, relatará.

 

DE LACAYO A DELATOR

Cohen concluirá su declaración disculpándose ante los estadunidenses “por trabajar activamente por esconder la verdad sobre Trump cuando más la necesitaban”.

El jueves, el abogado testificará ante el Comité de Inteligencia de la cámara de representantes para hablar sobre el tema más sensible: los contactos entre el equipo de Trump y Rusia durante la campaña de 2016, y una posible colusión para vencer a Hillary Clinton que el presidente republicano y Moscú niegan firmemente.

Sin embargo, no comentará sobre la investigación del fiscal especial Robert Mueller en la que colaboró y que se relacionan con estas sospechas de colusión y obstrucción a la justicia del presidente estadounidense y que parece estar llegando a su fin.

Estas audiencias se habían pospuesto varias veces, ya que Cohen denunció haber recibido “amenazas” contra su familia.

A sus 52 años, el antiguo guardián de los secretos de la familia Trump se ha convertido en un testigo peligroso después de haber aceptado cooperar con la justicia.

Fue condenado en diciembre a tres años de cárcel por fraude fiscal, perjurio e infracción del código electoral, y será encarcelado el 6 de mayo.

Fuente: Excelsior.

Artículos relacionados

Deja un comentario